Biografía

      Me llamo Abián Bentor Socorro Leránoz y soy de Pamplona, capital de la Comunidad Foral de Navarra, en España.

    Gracias a la familia y al ocio, la vida me ha llevado a viajar con bastante frecuencia entre Navarra y la isla de Gran Canaria. Se trata de dos lugares muy queridos para mí, sobre todo por mis raíces familiares, pero también por sus parajes naturales. Aunque para bien o para mal, me inclino por el clima subtropical canario, sin desmerecer la inmensidad de los bosques y montes navarros y la nieve, que de vez en cuando no está mal verla en días soleados.



     Después de sobrevivir a varios cambios en los planes de educación en ambas comunidades, llegué a la Universidad Pública de Navarra (UPNA), donde llevo estudiando/trabajando ya 13 años. Gracias a esta universidad (por cierto, pública) he conseguido ser Ingeniero de Telecomunicación (2010), Máster en Ingeniería Biomédica (2012) y Doctor en Ingeniería (2015). Ha costado alcanzar la máxima graduación académica, pero creo que esta combinación de títulos me permite estar a la vanguardia de las tecnologías de la información y la comunicación o TICs, ver su aplicación en el ámbito biomédico y además, tener posibilidades de seguir desarrollando mejoras en la demanda actual de tecnologías sanitarias, un tema por el que tengo verdadera pasión.


Escudos de la UPNA, de su Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación y de mi laboratorio de investigación.

     En este sentido, el doctorado me ha permitido unir dos mundos que me apasionan. Por un lado, el avance tecnológico y la posibilidad de explorar mundos que hasta ahora no se conocen. Por otro, la medicina, que desde siempre la he tenido presente, ya no sólo dentro del ámbito familiar, sino también por mi propio interés por explorar el funcionamiento del cuerpo humano. Y ojalá mis trabajos de aquí en adelante consistan en buscar soluciones para hacer que los sistemas sanitarios dispongan de las mejores herramientas posibles para curar a la gente, cosa que considero bastante loable.

     En esta época post-doctoral tengo las puertas abiertas a cualquier oportunidad profesional, aunque es verdad que me gustaría seguir investigando. El afán por descubrir cosas nuevas y publicarlas hace que ya a día de hoy esté trabajando para comenzar a aumentar mi experiencia post-doctoral. Pero en este caso me gustaría también darle el toque ingeniero. Es bonito encontrar mundos nuevos en los que explorar, pero me gustaría encontrarle una salida comercial o investigar en cosas que puedan, el día de mañana, transformarse en algo real. Por ello, todas aquellas propuestas en las que pueda encontrar algo tangible, creo que serán siempre más atractivas que el investigar para publicar. Está bien sacar artículos, pero en algún momento esos experimentos deberían de dar resultados que puedan servir de algo. Si no, la faceta de ingeniero se ve frustrada.

     Además, a raíz de varias contribuciones que he realizado con gente del mundo académico, considero que me veo capaz de enseñar cosas que he aprendido y hacerlo de manera que la gente se entere, cosa que no es nada fácil. Por ello, también la faceta docente es algo que me atrae y con lo que estaría dispuesto a lidiar en el futuro. Creo también que aprender ciencias es más apasionante que aprenderlo como lo hacemos hasta ahora. Pienso que con un poco de inversión y divulgando ciencia, podemos llegar a hacer que la gente recupere ese gusanillo por las carreras y estudios de ciencias. Yo me presto a aportar mi granito de arena.

     En la actualidad me encuentro trabajando como investigador post-doctoral en el Institute of Smart Cities, dentro del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPNA. Trabajo desde 2011 en el laboratorio de sensores (UPNA Sensors) perteneciente al grupo de investigación en Comunicaciones Ópticas y Aplicaciones Electrónicas.


     Mientras tanto, y siempre que tengo tiempo, me gusta aportar mi opinión, siempre constructiva, sobre temas que considero cruciales en todo este entramado de ingeniería, investigación, docencia/educación y sanidad. Es por esto que, con más o menos frecuencia, trato de que este blog sea la manera cibernética de comunicarme con aquellos que tengáis a bien seguirme. GRACIAS por adelantado.

     ¡Nos leemos! ;)