Biografía

Soy Abián Bentor Socorro Leránoz y nací en Pamplona, capital de la Comunidad Foral de Navarra, en España.

Por motivos familiares y de ocio, la vida me ha llevado a viajar con bastante frecuencia entre Navarra y la isla de Gran Canaria. Se trata de dos comunidades autónomas a las que quiero, sobre todo por sus parajes naturales y por darme la oportunidad de tener a mi familia. Aunque para bien o para mal, me inclino por el clima subtropical canario, sin desmerecer la inmensidad de los bosques y montes navarros y la nieve, que de vez en cuando no está mal verla en días soleados.

Actualmente trabajo como profesor ayudante doctor en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), dentro del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica perteneciente al Institute of Smart Cities. Aquí he podido conseguir mis mayores logros estudiantiles y profesionales. Resumiendo, en estos 15 años como universitario he conseguido los títulos de Ingeniero de Telecomunicación (Plan anterior a 2010), Máster en Ingeniería Biomédica (2012) y Doctor en Ingeniería (2015). Esta combinación de títulos me ha permitido estar a la vanguardia de algunas de las llamadas “tecnologías de la información y la comunicación” (TICs), ver su aplicación en el ámbito biomédico y además, tener posibilidades de seguir desarrollando mejoras en la demanda actual de tecnologías sanitarias, un tema por el que tengo verdadera pasión.

En el ámbito más puramente investigador trabajo en laboratorio de sensores (UPNA Sensors) perteneciente al grupo de investigación en Comunicaciones Ópticas y Aplicaciones Electrónicas, donde desarrollamos (bio)sensores basados en fibra óptica. Una investigación bastante interesante y con altas posibilidades de ser aplicada en los diferentes ámbitos en los que trabajamos.

Además, tras una cierta experiencia en el mundo académico, considero que me veo capaz de enseñar cosas que he aprendido y hacerlo de manera que la gente se entere, cosa que no es nada fácil. Por ello, también la faceta docente es algo que me atrae y con lo que disfruto. Creo que se puede aprender ciencias o tecnología de una manera más atractiva que simplemente llenando pizarras. Con un poco de inversión y divulgando ciencia, podemos llegar a hacer que la gente recupere ese gusanillo por las carreras y estudios de ciencias. Es por ello que, junto con varios compañeros, formo parte de la junta del Club de Amigos de la Ciencia.

Mientras tanto, y siempre que tengo tiempo, me gusta aportar mi opinión, siempre constructiva, sobre temas que considero cruciales en todo este entramado de ingeniería, investigación, docencia/educación y sanidad. Este blog pretende ser la manera cibernética de comunicarme con aquellos que tengáis a bien seguirme.

            GRACIAS por adelantado. ¡Nos leemos!