viernes, 8 de julio de 2016

Ingeniería biomédica en plenos SanFermines

“¡¡Pamplonesas!! ¡¡Pamploneses!! ¡Viva San Fermín!”

Un año más, la ciudad de Pamplona inmersa en el ambiente de las, con permiso del resto,  mejores fiestas patronales del mundo. El encargado de lanzar el chupinazo este 2016 fue Jesús Ilundáin, alias “El Tuli”, elegido por votación popular entre diferentes actores implicados en los eventos clave de las fiestas. Desde mi punto de vista, una buena iniciativa del Ayuntamiento, que este año dejó de lado la elección puramente política para dar el protagonismo a la gente.

Sin embargo, esta entrada no va a versar sobre el análisis social de los Sanfermines sino, como no, del análisis científico de los mismos, y más concretamente, de un par de innovaciones que se están probando en las fiestas de este año con el objetivo de dar a conocer la esencia de lo que se vive dentro de un encierro. Estas innovaciones han venido de la mano de RadioTelevisión Española (RTVE).

La primera de ellas es una camiseta biométrica. En cada uno de los encierros, se le propone a un corredor avezado que lleve puesta una camiseta en cuyo interior hay integrados biosensores de ritmo cardíaco, temperatura, velocidad, tiempos de recorrido y distancia recorrida. En principio, puede que a nadie le importe saber todos estos datos teniendo delante los cuernos de un toro, pero pueden resultar interesantes para saber qué tipos de variables biomédicas son cruciales a la hora de tratar con los corredores. La camiseta en cuestión está diseñada por Zerintia Technologies, la cual esperemos que tenga más y mayores contratos a partir de esta idea innovadora. Enhorabuena por ello y por el pelotazo que han dado a nivel nacional. El enlace del proyecto es este:


Quizás ahora se comienza con constantes vitales y giroscopios integrados, pero quién sabe si en el futuro se podría crear toda una investigación, incluso a nivel respiratorio y biomecánico en torno a lo que suponen los entrenamientos y la propia carrera del encierro. Por cierto, que en cuanto a soluciones que puedan innovarse aquí en Navarra para el encierro y para los Sanfermines en general… Quizás convenga recordar que el Institute of Smart Cities de la UPNA y sus respectivos departamentos de ingeniería y empresas spin-off podemos colaborar en lo que haga falta ;)

La segunda de las innovaciones, desde el punto de vista biométrico, es bastante más espectacular. Se trata de la inclusión de una cámara térmica en la calle Estafeta que, junto con el resto de cámaras en alta definición, recorren la calle en una tirolina. La novedad de esta cámara es que capta imágenes en el infrarrojo. Es decir, que su lente no es una lente habitual como la de cualquiera de nuestras cámaras de fotos/vídeo, sino que se trata de detectores de infrarrojos comerciales (me atrevería a decir que en torno a 10 micras de longitud de onda). Tras captar la imagen, se procesa asignando colores más fríos o más cálidos según la temperatura del objetivo a enfocar. Observad en la foto inferior y en el enlace a la web de RTVE la nitidez con la que se distinguen las calles (en colores fríos, generalmente) con las de los seres vivos (colores cálidos y tendiendo al blanco). Se distingue cómo, en los seres humanos, la cabeza y la cara son las zonas más calientes. Obvio, ya que dentro del cráneo es donde se sitúa nuestro regulador térmico, el hipotálamo, y el cerebro, donde el riego sanguíneo está mucho más concentrado para poder pensar hacia dónde ir y qué es lo que hacer. Además de ello, se ve cómo las vísceras (en amarillo) es lo siguiente más frío y la ropa, que es algo más superficial, está en rojo, dada su menor temperatura. Además de esto, la gente que lleva chaquetas atadas a la cintura o las propias zapatillas, apenas se impregnan del calor corporal. De hecho, es fácil distinguir las fajas y los pañuelicos, ya que la temperatura de estos atuendos está a la de la calle.

Curioso es el caso de los toros, donde la mayoría de la temperatura está concentrada en la zona visceral (laterales y parte inferior), patas, cuernos y ojos. De hecho, y usando un juego de palabras, podría decirse que tienen la mente fría, ya que su cabeza parece tener una temperatura inferior al resto del cuerpo. En realidad y sin saber mucho de biología taurina, estos animales poseen regulación térmica interior, como nosotros, solo que es probable que la mayor densidad de pelaje en determinadas zonas hace que el calor no se disipe con tanta facilidad como lo hacemos nosotros por la cabeza.



Pero volviendo a las personas, ¿tienen interés estas imágenes? Como se puede ver en la imagen o en el propio video, hay personas que están más calientes que otras. Por propia biología puede ser así, o puede que por efecto del calor excesivo autogenerado o por comienzos de procesos infecciosos la temperatura corporal se eleve. De hecho, y pasando ya al ámbito puramente biomédico, ahí donde haya un exceso de riego sanguíneo, la temperatura tenderá a subir. Esto implica que podemos diagnosticar, con bastante certeza, la presencia de lesiones tumorales. La termografía, que es como se llama la técnica, está generalmente aceptada como una herramienta precisa y fiable para la evaluación y el diagnóstico médico. Los cambios en la conductividad térmica de la piel provocados por quemaduras, ulceración cutánea o injertos se pueden detectar y supervisar fácilmente con un sistema termográfico sensible. Otras aplicaciones comunes son la detección temprana de cáncer de piel, el tratamiento del dolor, la evaluación de la profundidad de quemaduras, la detección de fiebre y la cirugía a corazón abierto.

En definitiva, dos maneras de adquirir datos biométricos en las personas que, aunque a modo de marketing, se presentan a la sociedad como el futuro de los biosensores/diagnosticadores basados en diseños de ingeniería biomédica.

Por cierto… Desmontando mitos: el toro no embiste al rojo, sino que responde a estímulos bruscos generalmente provocados… Ojead el siguiente vídeo a partir del minuto 2:10:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-ciencia-toros-se-inmutan-color-rojo/1431652/

Bueno, pues ahora a aguantar hasta el encierro y luego buen chocolate con churros!! ;)

Nos seguimos leyendo. ¡Que paséis unos felices días!